LA BIBLIOTECA NACIONAL

Plano general



Salas

  1. La Biblioteca a través de la historia
Una gran variedad de recursos audiovisuales se alternan con piezas del patrimonio de la Biblioteca para narrar su ayer y su hoy de forma amena, con especial atención a sus coordenadas espacio-temporales. Tres grandes áreas mezclan piezas e imágenes:
Contexto histórico
Los edificios de la Biblioteca Nacional
La Biblioteca de puertas adentro
Fue fundada por Felipe V en 1712 como Biblioteca Pública de Palacio. Por un privilegio real, precedente del actual depósito legal, los impresores debían depositar un ejemplar de los libros impresos en España. En 1836, la Biblioteca dejó de ser propiedad de la corona y pasó a depender del Ministerio de la Gobernación, y recibió por primera vez el nombre de Biblioteca Nacional. .
Durante el siglo XIX ingresaron por incautación, compra o donativo la mayoría de los libros antiguos y valiosos que posee la Biblioteca. El 16 de marzo de 1896 se abre al público la Biblioteca Nacional en su sede actual con un gran Salón de Lectura con capacidad para 320 lectores en la planta principal del edificio. En 1931 se reorganiza el Salón de Lectura al que se dota de una importante colección de obras de consulta; se crea la Sala General destinada a estudiantes, obreros y lectores populares.
Durante la guerra civil, se reunieron en la Biblioteca Nacional cerca de 500.000 volúmenes procedentes de la actividad de la Junta de Incautación, designada para salvar de su destrucción las obras de arte y libros conservados en centros religiosos, palacios o casas particulares. En el siglo XX han sido numerosas las obras para adaptar el edificio, sus salas y depósitos al crecimiento constante de sus colecciones, el incremento de los fondos procedentes del Depósito Legal a partir de su reglamentación en 1958 junto con las numerosas obras procedentes de compras. Entre ellas destacan las obras iniciadas en 1955 que triplicaron la capacidad de sus depósitos y la iniciada en 1986, que finalizó en 2000, con la nueva sede en Alcalá de Henares y la remodelación completa de la sede de Recoletos, en Madrid.
A partir de 1986, con la integración en la Biblioteca Nacional de las principales instituciones bibliográficas españolas, la Hemeroteca Nacional, el Instituto Bibliográfico Hispánico y el Centro del Tesoro Documental y Bibliográfico, la Biblioteca Nacional se constituye en el Centro Estatal depositario de la Memoria cultural española, poniendo a disposición del Sistema Español de Bibliotecas y de los investigadores o Instituciones culturales y educativas nacionales e internacionales, toda la producción bibliográfica española en cualquier soporte. En 1990 se transforma en Organismo autónomo dependiente del Ministerio de Cultura.
2. El día a día en la Biblioteca Nacional
Una síntesis gráfica y didáctica del quehacer cotidiano de los profesionales de la Biblioteca Nacional

3. La escritura y sus soportes
Esta sala permite conocer la historia y forma de uso de todo tipo de soportes de la comunicación y sus instrumentos: piedra, arcilla, hojas, cortezas de árboles, conchas de tortuga, cañas de bambú, huesos, metales, pieles, tejidos o productos elaborados a partir de estas materias primas, como el papiro, el pergamino o el papel. A este último se le dedica un apartado especial, pues desde su invención en el siglo II y posterior difusión ha sido el más empleado hasta nuestros días, en que los nuevos materiales y sistemas de codificación de la información han llegado a poner en tela de juicio su hegemonía.

Para completar el conjunto, se muestra una selección de registros del sonido y de la imagen que traza la historia de estos otros soportes de información.

4. Sala de las Musas
La sala muestra una selección de piezas originales que se custodian en los depósitos de la Biblioteca. Obras únicas que, por necesidades de conservación, se sustituyen periódicamente, manteniendo siempre una selección rigurosa y representativa.
Del 4 de febrero al 4 de mayo, el Museo de la Biblioteca Nacional presenta una nueva exposición, Veinticinco piezas seleccionadas entre las más representativas del fondo, con el cuerpo humano como motivo central. Un tema tratado de distinto modo a lo largo de los siglos que ha servido de inspiración en el desarrollo del conocimiento y del arte a través de la historia. Estudio científico, búsqueda de la anatomía perfecta, usos médicos o deconstrucción de su imagen, han sido algunos de los enfoques bajo los que éste ha sido tratado.

5. La memoria del saber
En esta sala se repasa la historia del conocimiento y su difusión, ilustradas por reproducciones facsimilares y objetos artísticos de las colecciones de la Biblioteca Nacional, desde el códice de Metz hasta Internet, pasando por los incunables.

6. Talleres y café literario

7. Aula Quijote
Un espacio en el que la conmemoración cervantina se perpetúa mediante recursos bibliográficos, audiovisuales y multimedia, al alcance de cualquier visitante o grupo interesado en el personaje más universal de nuestras letras
Imprimiendo El Quijote
El Quijote a través del Cine
4 siglos de Iconografía
Puestos de consulta:
-
Don Quijote en internet
-Ediciones Digitalizadas

8. Espacio Museo
Un amplio espacio perfectamente equipado para todo tipo de actividades y público. Conferencias, teatro, títeres, cuentacuentos, conciertos y proyecciones volverán a animar los fines de semana de la Biblioteca Nacional.